Plantemos árboles para enfriar el planeta

NanSterman

El cambio climático es un asunto muy grave que a todos nos preocupa. Sin embargo, todos somos parte del problema. Entonces ¿qué podemos hacer para solucionarlo? Tanto individuos como sociedad debemos reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) disminuyendo la cantidad de combustibles fósiles que quemamos. Para lograr eso debemos conducir menos y utilizar vehículos eficientes de combustible; usar energía solar en lugar de la electricidad que se produce quemando combustibles fósiles; hacer que los edificios sean más eficientes en el uso de la energía; detener la deforestación; usar menos agua, etc.

Hay una cosa adicional que podemos hacer: plantar arboles.

¿Alguna vez ha escuchado que los bosques son los «pulmones de la tierra?». Los árboles y las plantas, incluidas las plantas marinas, crean el oxígeno que respiramos de la luz solar, el agua y el CO2. A través del proceso de fotosíntesis, el agua y el CO2 llegan a ser parte del árbol, incluyendo la madera, las hojas y las raíces. Este proceso se conoce como «captura y secuestro de CO2”. Mientras el CO2 está unido al árbol, permanece fuera de la atmósfera. Una vez que se corta el árbol, se descompone, y en el proceso, libera el CO2 de nuevo a la atmósfera. Así que mientras más árboles crezcan en la tierra, más CO2 se eliminará de la atmósfera.

De hecho, un solo árbol puede absorber hasta 48 libras de CO2 cada año y secuestrar una tonelada de CO2 durante sus primeros 40 años de vida.

¿Qué árboles debe plantar? Los mejores árboles para secuestrar el CO2 son los árboles grandes con hojas verdes y enormes. En climas lluviosos serían la mayoría de los árboles. Sin embargo, en el condado de San Diego, los árboles nativos y aquéllos mejor adaptados a nuestra área tienden a tener hojas pequeñas o estrechas. No obstante, plantar cualquier tipo de árbol ayuda mucho.

Si planta árboles de hoja caduca (los que pierden sus hojas durante el invierno) en el lado sur y oeste de su casa, le darán sombra que enfriará la casa durante el verano de modo que utilizará menos el aire acondicionado. En invierno, después de que caen las hojas, la luz solar penetrará a través de las ramas y calentará su casa reduciendo la necesidad de utilizar el sistema de calefacción. Si no utiliza el aire acondicionado o el sistema de calefacción ahorrará dinero, conservará energía y reduciría las emisiones de CO2 que se generan para crear esa energía.

La sombra sobre una superficie de concreto ayuda a mantenerlo frío, mientras que plantar un árbol o un arbusto grande para dar sombra a un sistema de aire acondicionado ayuda a que la unidad funcione con un 10% más de eficiencia, reduciendo así el uso de energía.

En áreas urbanas, las propiedades pueden ser demasiado pequeñas para plantar árboles grandes, sin embargo, varios árboles pequeños pueden hacer el trabajo de secuestro de carbono que haría un árbol grande. Elija un árbol que sea tolerante a la sequía también. Considere la posibilidad de plantar un ciclamor (Cercis mexicano), árboles de júpiter (Lagerstroemeria), árboles de feijoa (Acca sellowiana), higueras, laurel (Laurus nobilis) o árboles de cítricos (no son tan resistentes a la sequía pero dan frutas).

Encuentre lugares en su vecindario para plantar árboles más grandes como nuestro roble nativo (Quercus agrifolia), pistacho chino (Pistacia sinensis), tipu (Tipuana tipu), jacaranda (Jacaranda mimosifolia) o árbol botella (Brachychiton populneus). Además de secuestrar carbono, estos árboles reducen el efecto de “isla de calor” enfriando así a toda la comunidad. En un parque, los árboles crean espacios acogedores y proveen sombra en los días calurosos de verano.

Si usted vive en una zona rural con mucho espacio, siéntase en la libertad de plantar muchos árboles. En las zonas rurales, los árboles ofrecen las mismas ventajas que en las áreas urbanas, además de que sirven como barreras cortavientos; disminuyen la escorrentía y la erosión protegiendo el suelo; brindan el hábitat para la vida silvestre e insectos; y ofrecen muchos otros beneficios al ecosistema. Si el espacio no es un problema, puede plantar el roble nativo junto con el sicómoro (Platanus racemosa), el roble Engelmann (Quercus engelmannii) y el roble del valle (Quercus lobata). Agregue arbustos nativos grandes como toyon (Heteromeles arbutifolia), saladito (Rhus integrifolia) y lila de California «Ray Hartman» (Ceanothus «Ray Hartman»).

Así que este año, por favor, siembre y cuide por lo menos dos árboles. Que esto sea una de sus resoluciones de Año Nuevo, ¡dos árboles para enfriar el planeta!

Garden expert, designer, educator, and author Nan Sterman specializes in low water, sustainable, and edible landscapes. Nan hosts, co-writes, and co-produces A Growing Passion, a show that explores the power of plants in our world. Nan is also author of California Gardener’s Guide vII, Waterwise Plants for the Southwest, and Hot Colors, Dry Garden. More information is at waterwisegardener.com.

Descargo de responsabilidad

Bienvenido al sitio de Internet del Distrito de Agua de Otay. Hemos traducido al español varias de las páginas del Distrito para llegar a un público más amplio. Si una página no está traducida al español, usted verá un enlace en inglés, ya que no queremos limitar a los usuarios a las páginas que están únicamente en español.

 

 

Gracias por visitar nuestro sitio.